Inicio Home
Historia
Textos Graciosos

Links Recomendados

Chistes de médicos Vol 2

Anterior

  • Doctor, doctor. Tengo el clítoris como un melocotón.
    -De grande?
    -No, de sabrosón.



  • Dos enfermeras se cruzan por un pasillo en un hospital:
    -Susi, ¿qué haces con ese termómetro en la oreja?
    -Mierda, ya sé quién tiene mi lápiz!



  • Dos enfermos de urgencias, vendados y hechos polvo en sus camas:
    -Tú eres nuevo, no?.
    -Sí.
    -Ves esa máquina que hace pi-pi-pi-pi?
    -Sí.
    -Pues mira, lo más importante es que si la máquina se apaga, tu continúes haciendo el ruido con la boca, porque si no, vienen los médicos y te pegan una paliza.....



  • Un tío va a un hospital a que le curen una uña que se le ha clavado en el dedo gordo del pie, y se cabrea cuando una enfermera se lo lleva a un vestidor y le dice que se ponga una bata del hospital.
    -Pero esto es absurdo! Si es solo la uña!
    -Ya, pero las normas del hospital...
    -Pues me niego!
    Y una voz desde el vestidor de al lado dice:
    -Ná, déjelo, si no le va a servir de nada; fíjese, yo llevo bata ya, y venía solo a leer el contador del gas.



  • Un tío va al médico con dolores al mear; el médico, nada más mirarle el cacharro, comenta:
    -Usted tiene una enfermedad venérea.
    -Pero eso es imposible!
    -Hombre, ya me imagino que esto es una sorpresa para usted, pero créame, yo llevo 30 años en este negocio.
    -Que no, que es imposible, sepa que yo siempre he tomado precauciones antes de hacer el amor.
    -Ah, ¿si? ...hmmm... dígame, ¿qué precauciones?
    -Siempre doy nombre y dirección falsos.



  • Llega Humberto con el dentista:
    -¿Cuánto cuesta la extracción?
    -Con dolor $50.00, sin dolor $20.00.
    -Oiga, ¿no será al revés?
    -No, no, se lo aseguro.
    -Bueno, pues que sea sin dolor. El dentista comienza y le da unos tirones con los que Humberto empieza a dar unos gritos que dan miedo.
    -AAAAAAAAHHHHHHHH!
    -Perdone, pero como insista dando gritos, se la voy a tener que cobrar con dolor.



  • Llega uno al médico y le dice:
    -Doctor, cuando me toco aqui me duele. Y aqui también. Y aqui. Y aqui...
    A lo que el médico le contesta:
    -Amigo, usted lo que tiene es el dedo roto.



  • EL SEXÓLOGO

    Una mujer decide ir a su sexólogo debido a que desde hace unos años, su marido, ha dejado de ser el amante que fue y ya no tienen sexo. Una vez, enterado del problema, le dice a la mujer que el posee una droga experimental, que le dé una píldora a su marido esta noche y que mañana le comunique lo que sucedió.
    Al día siguiente la mujer vuelve a visitar al sexólogo. Con la voz emocionada le cuenta que la píldora funcionó y que tuvieron el mejor sexo de su vida. Luego le pregunta al sexólogo que pasaría si le da dos píldoras a lo que él le responde que no sabría decirle pero que lo pruebe de todas formas.
    Al otro día ocurre lo mismo, esta vez la mujer le cuenta que fue aún mejor que la noche anterior, entonces le pregunta que pasa si le da cinco píldoras. El sexólogo le responde que no sabe, pero que lo pruebe.
    Vuelve a pasar un día y la mujer aparece cojeando pero con una inmensa sonrisa en su rostro. Le cuenta al sexólogo que el sexo mejora y mejora cada vez más y que esa noche le dara el resto del frasco a su marido. El sexólogo le advierte que se trata de una droga experimental y que no se sabe aún que efectos pueda llegar a tener todo un frasco en una persona, pero la mujer entusiasmada parece no escucharlo.
    Una semana más tarde, un joven entra a la oficina del sexólogo y dice "¿Es ud. el imbécil que le dió unas píldoras experimentales a mi madre?".
    "Así es muchacho, soy yo. ¿Por qué?", dijo el sexólogo.
    "Bien, mi madre murió, mi hermana está embarazada, a mi me duele el culo y mi padre está agachado bajo el sillón diciendo 'Ven gatito, gatito, gatito'...".



  • GANGRENA?

    Un hombre acude a su medico al ver que tenía uno de sus testículos de un color azul intenso. Al llegar al consultorio el tordo lo revisa varias veces y luego le da una tremenda noticia:
    - Mire le tengo que amputar urgente el testículo, tiene un principio de gangrena y si no corto se pasa pa mejor vida...!!!
    Al día siguiente el hombre es trasladado al quirófano donde se lleva a cabo la intervención. Después de unos 15 días, el tipo regresa desesperado:
    - ¡¡¡Doctor, doctor..!! ¡¡Esta mañana me encuentro con que tengo el otro testículo azul como el anterior!!!
    El médico preocupado lo somete a otra revisación, la cual concluye con el mismo diagnóstico. Al día siguiente en quirófano se le amputa el testículo restante.
    Dos semanas después, preso de un ataque de nervios, el paciente regresa a ver a su doctor:
    - ¡¡¡Doctor, doctor..!!! Mire esto, ahora lo que tengo azul es mi miembro, dígame que no me lo tiene que amputar!!!
    El doctor tras una corta revisación, confirma el triste diagnóstico, lo somete a una complicada cirugía en la cual le amputa el pene y en su lugar le coloca una manguerita plástica transparente. Tres semanas despues el hombre regresa como poseído, derriba la puerta del consultorio del medico y grita:
    - ¡¡¡Escúcheme doctor..!!! ¿¿Qué carajo esta pasando..?? ¿¿Sabe que es lo que se me puso azul ahora..?? ¡¡La manguerita de plástico!! ¿¿Qué mierda es lo que tengo..??
    El médico luego de calmarlo lo vuelve a revisar y, aliviado, le responde:
    - ¡¡¡Quédese tranquilo mi amigo, usted tiene vida para rato!!!! ¡¡Lo he revisado a fondo y ya no tengo dudas!! ¡¡SU JEAN DESTIÑE...!!!



  • EL RECHAZO

    Están operando a un paciente que estaba muy delicado de los riñones, cuando el doctor grita:
    -Detengan todo!!! Detengan todo!!! Que ha habido un rechazo!!!
    -Un rechazo?? Del riñon transplantado o los injertos doctor?
    -Peor aún, del banco! El cheque de este tipo no tiene fondos!!!



  • LA DEUDA

    El médico le dice a su paciente en tono muy enérgico:
    - En los próximos meses nada de fumar, nada de beber, nada de salir con mujeres ni ir a comer a esos restaurantes caros, y nada de viajes ni vacaciones....
    - Hasta que me recupere doctor?
    - No! Hasta que me pague todo lo que me debe!



  • Una enana se presenta al consultorio ginecológico.
    El doctor un poco extrañado ante su presencia le dice:
    - Si señora, ¿en que podría ayudarla?
    - Bueno doctor... en verdad no se como decírselo... pero cada vez que llueve me duele la pochola.
    - Usted se refiere a la vagina.
    - Si doctor... la pochola.
    - Bueno súbase a la camilla que la reviso.
    El doctor la observa atentamente y le dice:
    - La verdad que no le encuentro nada...pero como es el dolor?
    - Es un dolor muy intenso! Lo raro es que lo siento cada vez que llueve.
    - Bueno le recomendaría que venga un día de lluvia, así puedo hacer un diagnóstico mas acertado.
    Pasan 15 días y una tarde lluviosa se hace presente en el consultorio nuevamente la enana.
    - ¡¡¡ Hay doctor no puedo más del dolor! Hoy que llueve me duele de nuevo!!!
    El doctor la mira y la invita a ponerse en la camilla en posición ginecológica. Coloca una sábana entre las piernas, agarra una tijera y comienza a trabajar. A los 5 minutos le dice que se baje:
    - Y ¿como se siente?
    Camina un poco y exclama:
    - Estoy bárbara doctor, no siento nada ¿que me hizo?
    - Nada, corté un poco las botas de goma.



  • Una madre protectora acompaña su jovencita hija a su revisión con el ginecólogo, cuando sale "la niña" de la consulta, la señora entra y le pregunta al médico:
    - Doctor, dígame.....como encuentra usted a mi hija?
    El doctor responde:
    - En general muy bien señora, pero.........fíjese que su hija tiene los pezones pues, .....como le diré.... como tapones de birome bic.
    - Ay Dios mío! -dice la señora toda asustada.....- ¿cómo doctor? Rojos, negros......?
    - No señora,.... todos mordisqueados!!!!!



  • Una mujer acompaña a su marido a la consulta del médico. Después del chequeo, el galeno llama a solas a la mujer a su despacho y le expone:
    -Tu marido tiene una enfermedad muy grave combinada con un estrés horrible. Si no hacés lo siguiente, sin duda morir: cada mañana preparale un desayuno saludable. Se amable y asegurate de que esté siempre de buen humor. Preparale para la comida algo que le alimente bien y que pueda llevar al trabajo. Y cuando vuelva a casa más tarde, una cena especial. No le agobies con tareas, ya que esto podría aumentar su estrés. No hables de tus problemas ni discutas con él, sólo agravarás su estrés. Intenta que se relaje por las noches utilizando ropa interior sexy y dándole muchos masajes. Animale a que vea algo de deportes en la televisión. Y, lo más importante, haz el amor con él varias veces a la semana y satisface todos sus caprichos sexuales. Si puedes hacer esto durante los próximos diez o doce meses, creo que tu marido recuperará su salud completamente.
    De camino a casa, el marido pregunta a la mujer:
    -Y querida?.. ¿Qué te dijo el doctor?
    - *Snif Snif* .... Que te vas a morir...



  • - Doctor, tengo complejo de fea.
    - De complejo nada.



  • Un profesor de primer año de Medicina está dando a sus alumnos la primera lección sobre autopsias en la morgue y les dice:
    Para hacer una autopsia, hay dos elementos básicos:
    - El primero, no tener ninguna repugnancia.
    En ese momento, el profesor introduce un dedo en el ano del muerto y luego lo chupa.
    A continuación pide a los estudiantes que hagan lo mismo, luego de un rato de silencio temeroso, comienzan a obedecer.
    Al final, el profesor prosigue:
    - El segundo elemento fundamental es un sentido muy agudo de la observación:
    Yo metí mi dedo anular, pero me chupe el índice.


    (Gracias Max)





  • - ¿Desde cuándo tiene usted la obsesión de que es un perro?
    - Desde cachorro, doctor.



  • Un viejito va al otorrinolaringólogo porque no oye nada, nada. El médico lo revisa, le mete una pinza en el oído y le extrae un supositorio de glicerina y el viejito al verlo exclama:
    -Aah.. Ahora me doy cuenta por que no encontraba mi audífono.



  • Una pareja de ancianos va al médico, primero entra la señora de 75 años al ginecólogo y este le dice que se acueste en la camilla y que abra las piernas. Luego el galeno al observar le pregunta a la Sra.:
    - Digame ¿ud. tiene "orgasmos"?
    La Sra. duda, y le dice espere un momento, se levanta de la camilla, se dirijie a la puerta la abre y le grita a su esposo:
    - Viejo, ¿nosotros tenemos "orgasmos"?
    Y el viejito le contesta:
    - Nooo, "OSDE".



  • Un viejito va al médico clínico que le pregunta:
    -Dígame, ¿cuanto pesa?
    -75 kg con los lentes puestos.
    -¿Y sin los lentes?
    -No se, no veo la balanza...



  • En la consulta dice el doctor:
    - Me temo que tiene usted la enfermedad de Tuner.
    - ¿Y eso es grave doctor?
    - Todavía no lo sabemos Sr. Tuner.



  • - Doctor, entonces ¿no hay más remedio que operarme?
    - Desde luego.
    - Pero si no tengo nada!!
    - Mejor, así será más fácil la operación.



  • - Doctor, es que no me decido a operarme.
    - ¿Por que?
    - Es que es una operación carísima.
    - Y a usted qué más le da, ¡¡si la van a pagar sus herederos!!



  • - Doctor, mi hija no se encuentra bien.
    - Dígame, ¿su hija esputa y excrementa?
    - Mi hija es puta, pero no escarmienta.



  • - Doctor, no puedo dormir. Si me echo del lado izquierdo se me sube el hígado, y si me echo del derecho se me sube el riñón.
    - Pues, acuéstese boca arriba.
    - Entonces se me sube mi marido.



  • - Doctor, me tiemblan mucho las manos.
    - ¿No será que bebe demasiado alcohol?
    - Nah, ¡¡ si lo derramo casi todo!!



  • - Veo que hoy tose usted mejor.
    - Sí doctor, es que he estado toda la noche practicando.



  • - Doctor, mi marido ya no es lo que era. ¿Puede usted hacer algo para dejármelo como un toro?
    - Por supuesto, desnúdese y empezamos por los cuernos.



  • - Doctor, ¿cuánto tiempo me queda de vida?
    - ... 5, ... 4, ... 3, ... 2, ...



  • - Lo siento, le queda poco tiempo de vida, tendrá usted que dejar el alcohol, el tabaco y el sexo.
    - ¿Y así viviré más doctor?
    - No, pero los días se le harán mas largos.



  • - Doctor, ¿cómo ha ido la operación de mi mujer?
    - ¿Operación? Pero, ¿no era una autopsia?



  • - Doctor, vengo a que me osculte.
    - Ráspido en el arsmario.



  • - Doctor, tengo diarrea mental.
    - ¿Y eso?
    - Pues, verá usted, cada idea que tengo la cago.



  • - Su mujer está en las últimas.
    - ¿De su enfermedad?
    - No de las listas de espera.



  • - Doctor, ¿qué puedo hacer para que este año mi mujer no se quede embarazada en vacaciones?
    - Llévesela con usted.



  • - Doctor, me duele la pierna izquierda.
    - Eso es por la edad.
    - Pues la derecha es igual de vieja y no me duele.



  • En un chequeo médico de empresa:
    - Desnúdese senorita.
    - ¿Otra vez? Si otro colega suyo me ha reconocido hace cinco minutos y me ha dicho que estoy estupenda.
    - A mí también me lo ha dicho, por eso quiero comprobarlo.



  • - Desnúdese.
    - Pero doctor, es que me da vergüenza.
    - Tranquila mujer, apagaré la luz.
    - Esta bien ... ¿Y dónde pongo la ropa Doctor?
    - Aquí junto a la mía.



  • - Doctor, tengo molestias en los gitanales.
    - ¿En los gitanales? Querra usted decir en los genitales.
    - No sé, doctor, yo como los veo morenos y con el pelo rizado...



  • Todos los locos del manicomio se encuentran reunidos, cuando llega el loco principal que sólo utiliza la letra e como vocal para todas las palabras y les anuncia:
    -Este neche nes vemes e esqueper e nes vemes e desfrezer de queremelos: se ven e pener en des secceenes: ene de chequelete e le etre de mente.
    Cuando ya están en la fuga llega la policía y grita:
    -¡Eh, demente!
    El loco principal le responde:
    -Ne, de chequelete.



  • Estaba el doctor dando la clase de Anatomía masculina, y pregunta al azar:
    - ¿Cuántos mililitros salen en una eyaculación?
    Los alumnos se quedan callados, y después de un silencio sepulcral, dice una alumna...
    - 500 mililitros... profe.
    A lo que el profesor responde:
    - Discúlpeme señorita, pero creo que a usted la mearon...



  • Un pintor exhibía algunas de sus obras en una galería de arte. Una vez finalizado el período de exhibición, preguntó al dueño de la galería si entre los visitantes había advertido interés por adquirir alguna de sus pinturas. El dueño le contestó:
    - Bueno, creo que tengo una noticia buena y una mala para tí.
    El pintor le dijo que quería escuchar primero la buena. El dueño contestó:
    - La buena noticia es que un elegante y rico caballero me preguntó si yo creía que luego de que murieras tus pinturas adquirirían mucho valor y yo le respondí que sí, que así lo creía yo, y de inmediato adquirió 15 de tus cuadros y pagó en efectivo.
    - ¿Y la mala noticia cuál es?
    - Bueno, el caballero me dijo que era tu médico...



  • Salen dos amigos de hacerse el examen de la próstata y uno le pregunta al otro como le había ido, el otro respode:
    - Lo único extraño era que el Dr. mientras me estaba examinando tenia una mano en mi espalda y de repente, sentí su otra en mi hombro.



  • - Mamá, tienes que llevarme a un doctor que sea ginecólogo y psiquiatra.
    - ¿Por qué hija?
    - Porqué ni bien me tocan la argolla me vuelvo loca.



  • ¿En que se parece un sordomudo a un ginecólogo?... en que los dos leen los labios.



  • Entra el tipo al consultorio del psiquiatra:
    - Doctor, tengo un complejo de superioridad!
    - No se preocupe amigo, yo lo voy a curar...
    - Pero qué mierda vas a curar vos, salame!



  • Un enfermo de SIDA llega al médico y le dice:
    - Doctor, tengo SIDA, ¿que me puede recetar?
    - Pues mire, por la mañana se come un kilo de naranjas, al mediodía se come otro kilo de naranjas y por la noche cómase otro kilo de naranjas.
    - Pero doctor, comiendo tantas naranjas me voy a pasar el dia cagando.
    - Así vas a aprender para que sirve el culo! maricón!



  • Un tipo va al urólogo para realizarse un examen de próstata. Ya dentro del consultorio, el urólogo le dice:
    - Vea Sr.López, las actuales normas internacionales que rigen los exámenes de próstata, recomiendan que los mismos deben realizarse con el pene del médico, debido a que el anterior sistema, por la introducción del dedo, provocaba en el paciente, pequeñas lesiones internas por el roce de la uña.
    - ¿Pero que me está diciendo Doctor!? ¿por quien me ha tomado?!
    - Mire señor -contesta el galeno- así nos indican las normas de la asociación internacional de urólogos, y yo no estoy dispuesto a contravenir dichas normas, así que tómelo o déjelo.
    Como el señor López ya se encontraba dentro del consultorio, accedió a hacerse el examen tal como el médico lo recomendó, por lo que procedió a bajarse los pantalones. El médico, raudamente, introdujo su pene dentro del paciente. En la mitad de la situación el Sr. López, que se encontraba en cuatro patas, gira la cabeza y le dice al médico:
    - Doctor, hágame un favor.
    - Sí, como no. ¿qué desea?
    - Por favor cierre la puerta del consultorio, sino la gente que está afuera va a pensar que me está culeando.



  • Un hombre va al médico y le dice:
    - Doctor, tengo un problema, estoy cagando finito.
    Entonces, el facultativo lo revisa y no le encuentra nada, pero nota que el paciente carga con un gran "peso" entre sus piernas. Luego de un momento de meditación le pregunta:
    - Dígame, amigo, ¿cuando Ud. defeca, lo hace con el pene fuera o dentro del inodoro?
    - Ahora que Ud. lo menciona lo hago con el miembro dentro del sanitario.
    A lo que el médico asombrado le responde:
    - Pero claro, ahí está la causa, ese culo caga asustado!



  • Una pareja de recién casados hijos de papi, deciden tener descendencia, pero resulta que por más que lo intentan, nada de nada. Al cabo de un año de intentos fallidos deciden investigar si en algún lugar del mundo hay alguien que, a cualquier precio, pudiera ayudarlos a ver realizado su sueño.
    Encuentran a un médico de los "iuesei" (EEUU) que tiene un método maravilloso, aunque supercaro y reservado a parejas con alto poder adquisitivo, dispuestas a pagarse el viaje a "niuyorc".
    Resulta que la pareja no habla inglés, y además, el Doctor tampoco habla español. Así que por señas consiguen entender que lo que el médico quiere es verlos en acción. La pareja, un poco aturdida y avergonzada, lo consulta antes por celular con papi y deciden que no hay más remedio, y hacen lo que les pide el doctor.
    Se ponen a darle con todo su brío, y el doctor se queda allí, mirando, observando atentamente, desde cada ángulo, hasta que por fin dice "STOP". Se sienta en su mesa con aire interesante, y extiende la receta sin mediar palabra.
    Muy contentos vuelven ellos para su ciudad natal y van corriendo a la farmacia de guardia para pedir su receta:
    -Buenas noches.
    -Buenaaass.
    -¿Tiene usted Triteoterol?
    -¿Como dice?
    -Sí, TRI-TE-O-TER-OL.
    -Triteoterol, Triteoterol... no me suena a nada.
    -Oiga, se lo juro, que venimos ahora mismo de los "yuesei" y nos lo ha recetado un superdoctor..."
    -La mano del farmacéutico sale del agujerito de "guardia" y les pide ver la receta. Perplejo, el farmacéutico les dice:
    -Creo que han leido mal... Aquí dice... ¡¡¡TRY THE OTHER HOLE!!!



  • La madre sale del consultorio médico con su hija, pero se le olvida lo que el médico le mencionó, por lo que se regresa para preguntarle.
    -Doctor, excúseme, ¿usted me dijo que mi hija tenía un soplo en los ovarios, verdad?
    -No señora, yo dije que se la habían soplado varios.



  • Un tío llega al médico todo hecho polvo. Éste le reconoce, ve que está desfallecido y le pregunta la razón:
    -Es que mi mujer quiere que estemos todo el día dale que te pego y me deja medio muerto.
    -Pues tómese estas vitaminas y durante unos días deje de lado a su mujer.
    Al cabo de un tiempo vuelve más hecho polvo.
    -Pero, ¿hizo lo que le dije?
    -Si, si, pero de lado le gusta más todavía.



  • Un Doctor acababa de tener una larga sesión de sexo con uno de sus pacientes. Mientras descansaba comenzó a sentirse un poco culpable, pues pensaba que lo que hacía no era ético. En eso un pequeño demonio apareció sobre uno de sus hombros y le dijo: "Tranquilo, muchos doctores tienen sexo con sus pacientes; ya ves, tú no eres ni el primero ni el último."
    Esto hizo sentir al doctor un poco mejor, hasta que otro demonio apareció en su hombro y dijo: "Sí, idiota, pero los otros doctores no son veterinarios."



  • Cuántos psiquiatras se necesitan para cambiar una lamparita?
    Uno... Pero la lamparita debe querer cambiar!!!



  • Va un camionero al dentista todo acojonado.
    -Oiga, me duele la muela.
    -A ver, abra la boca.
    -No, que tengo mucho miedo...
    -Mire, ¿sabe que haremos?, le doy esta botella de whisky, usted echa algún trago, y verá como se le pasa el miedo.
    Al rato, el camionero ya ha dejado la botella totalmente vacía:
    -Que... ¿se siente mas valiente ahora?
    -Si... a ver quien es el guapo que me toca ahora la muela.



  • Una mujer va al ginecólogo y durante el examen es evidente que se siente incómoda y a disgusto.
    -¿Qué pasa? ¿Nunca antes la habían examinado?
    -Si... pero nunca un médico.



  • Una chica va al psicólogo éste le pregunta:
    -Cuénteme, ¿cuál es su problema?
    -Ay doctor, sabe que tengo un carácter muy débil, que los hombres consiguen todo lo que me piden, y después me viene el remordimiento de conciencia.
    -Aaaah! Su caso es muy fácil de resolver, existen muchos métodos para reforzar el carácter.
    -Doctor, Ud. no me entendió, lo que yo quiero es que no me de remordimiento de conciencia.



  • Un tío va al médico y no para de tirarse pedos.
    -Doctor (prat), doctor (prrtz), tengo un terrible (fluf) problema, no puedo dejar de (plopf) tirarme pedos (prrat).
    -A ver, desnúdese y túmbese en esa cama.
    El doctor le examina, va a un armario y saca un instrumento metálico alargado, con un mango en un lado y un gancho en el otro, y una rara curva en medio. El paciente pregunta asustado:
    -Doctor, (plaam), doctor, ¿qué (prrff) va a hacer?
    -Abrir la ventana.



  • Un matrimonio en la mesa:
    - Querido, ¿que tal la cena en lo de Juan, el proctólogo?
    - Para chuparse los dedos, querida! Para chuparse los dedos!



  • ¿En que se diferencia un proctólogo de un ginecólogo?... en el olor del dedo.



  • El urólogo... ¿que pitos toca?



  • - Doctor, sufro de doble personalidad.
    - Pase y siéntese, que entre los 4 lo vamos a resolver.



  • - Te encuentro desorientado, ¿qué te recetó el doctor?
    - Una brújula.



  • - Doctor, tengo tendencias suicidas, ¿qué hago?
    - Págueme ya mismo.



  • -¿Cómo se llama el hombre que mete su instrumento en la boca de una mujer???????
    -Dentista...



  • Una ventaja de ser médico es que puedes echar tierra sobre tus errores.



  • Yo no me fío de los cirujanos; son expertos en manejar cuchillos, se ponen máscaras para que no los reconozcan, y usan guantes para no dejar huellas.



  • Josefa va por primera vez al ginecólogo.
    -Doctor, necesito que me revise.
    -Muy bien, póngase en posición ginecológica.
    -¿Cómo es eso, doctor? No se lo que significa, es la primera vez que veo a un ginecólogo.
    -Está bien, póngase de la misma forma que cuando hace el amor.
    Entonces, Josefa se dobla y retuerce en la camilla.
    -¿Qué está haciendo?
    -Es que mi novio tiene un fiat 600.



  • - Doctor, el pelo se me esta cayendo, ¿me puede dar algo para conservarlo?
    - Si, claro, aquí tiene una caja de zapatos.



  • - Doctor, me he fracturado el brazo en varios lugares.
    - Yo que usted no regresaría a esos lugares.



  • En el consultorio de un ginecólogo:
    - Señora, le tengo buenas noticias.
    - Señorita, por favor.
    - Entonces son malas noticias.



  • Un señor de 80 años llega al médico para un chequeo de rutina y el doctor le pregunta como se siente.
    - Nunca estuve mejor! -le responde- Tengo una novia de 18 años embarazada que tendrá un hijo mío.
    El doctor piensa por un momento y dice:
    - Permítame contarle una historia. Yo conocí a un hombre que era un ávido cazador, nunca se perdió una temporada de caza, pero un día salió rápido y se confundió, tomando su paraguas en vez de su rifle. Así que el estaba en el bosque y apareció un gran oso frente a él. El levantó su paraguas, le apuntó al oso y disparó.
    - ¿Y que pasó?! -preguntó el anciano.
    - El oso cayó muerto frente a él.
    - Es imposible -exclamo el señor- algún otro hombre debe haberlo hecho!
    - A este punto quería llegar...



  • El Inspector General de Salud está haciendo un recorrido por el manicomio en compañía del encargado del plantel. De pronto el Inspector ve algo que le llama la atención, un loco acostado en el piso y un grupo alrededor de él. Por curiosidad le pregunta al encargado que está pasando allí:
    - Lo que pasa es que el loco que está acostado dice que es el periódico y los demás lo están leyendo.
    - Muy interesante, ahora me tengo que ir, seguiremos mañana la inspección.
    Al otro día cuando siguen haciendo la supervisión, el Inspector ve que el loco-periódico del día anterior es perseguido por todos los antiguos lectores.
    - ¿Y ahora qué está pasando? -le preguntó intrigado al encargado.
    - Que como es el periódico de ayer, ahora lo quieren para limpiarse el culo.



  • Hablan un mecánico y un médico, el mecánico le dice al médico:
    - Doctor, la verdad que Usted y yo tenemos trabajos parecidos, fíjese, yo arreglo automóviles, usted arregla personas... yo arreglo motores, usted opera corazones.
    - Si huevón... ¿pero vos arreglas los motores encendidos?



  • - Doctor, doctor... ¿cómo se si estoy perdiendo la memoria?
    - Eso ya se lo dije ayer.



  • Un tartamudo va a ver a un medico para librarse de su enfermedad:
    - Ho-o-ol-a do-c-torr.
    - Si, señor, tome asiento, cuénteme, ¿en que puedo ayudarlo?
    - Qui-e-e-rro dd-ee-j-j-ar de s-er ta-ta-ta...
    - Si señor, ya lo entiendo. Por favor, cuénteme como es un día rutinario de su vida.
    - Bu-eno, la ver-da-d que me le-van-to a la ma-ñana y ha-go el a-mor c-on mi mu-jer, al me-diod-ia con mi sec-ret-aria, a la tar-de c-con mi am-ante, y a la no-ch-e de nue-vo con mmi mmujjjer.
    - Bueno señor, desvístase que lo voy a revisar...
    Al rato:
    - Pero, señor! Usted tiene tres huevos! Aqui esta su problema! Le voy a tener que operar y extraer el que esta de más, con lo que su problema quedará solucionado definitivamente.
    Varios días después el tipo vuelve al consultorio:
    - Hola doctor! Mire: estoy curado! Mire que bien que hablo, que fluido! Pero no sabe como disminuyó mi vida sexual... Asi que quisiera que me devuelva mi huevo!
    - E-e-eso nno sser-a po-po-sibb-le.



  • Un hombre va al médico por un problema de erección, el médico lo revisa y el diagnóstico es que tiene que hacerle un transplante de testículos. Luego de hacerse los análisis previos, entra al quirófano, el médico lo tranquiliza diciéndole que esa es su especialidad (en la puta vida había hecho ese tipo de transplantes), ya el paciente dormido queda en manos del cirujano, le extirpa los testículos, y cuando se da cuenta no hay ningún donante, el tipo piensa, y ahora qué hago busca por todo el quirófano y no encuentra nada, hasta que en un cajón ve una pelotita de madera y una de acero y dice, ma si yo le encajo eso y que sea lo que Dios quiera. al día siguiente le da de alta al paciente, cosa de no verlo nunca más y le recomienda que vaya tranquilo por la vida y que se despreocupe que su problema se había solucionado. El médico ya tranquilo, despues de dos años de no recibir ninguna queja de ese paciente, se toma unas vacaciones, pero estando en la playa, se ve venir al famoso paciente transplantado, no sabiendo cómo eludirlo para que no lo reconozca, el paciente se le acerca, lo abraza, lo besa y un sin fin de agradecimientos, el médico no entendiendo nada le pregunta:
    -¿Y amigo como anda?
    -Excelente doctor.
    -Excelente?
    -Si doctor, me casé!!!
    -Se casó!!!
    -Si y tengo dos hijos!!!
    -Tiene dos hijos!!!
    -Si doctor.
    -¿Y como andan?
    -Muy bien doctor, Pinocho en primer grado y Robocop en preescolar.

    (Gracias Maxxx)



  • - He ido al médico y me ha quitado el whisky, el tabaco y las drogas.
    - Pero, ¿venís del médico o de la aduana?



  • Estaba una señora con su hijo de 5 años con el ginecólogo y éste le dice:
    - Debe dejar a su hijo afuera, él no se puede quedar adentro.
    - No hay problema -dijo la señora- él sabe todo, ya se lo hemos aclarado todo.
    El ginecólogo sonríe y trata de hacer una pequeña prueba con el niño. Toma a la señora del busto y le pregunta al niño que que es lo que acababa de hacer.
    - Acabas de tomar a mi mamá del busto -contesta el pequeño.
    El ginecólogo, quiere saber que tanto conoce el niño y besa a la señora entre las piernas. El niño dice:
    - Acabas de cometer cunilingus con mi madre.
    El ginecólogo está impresionado y toma a la madre, la acuesta y le hace el amor. Cuando termina le pregunta al pequeñín:
    - ¿Y ahora que diablos acabo de hacer?
    El niño contesta:
    - Ahora acabas de contraer sífilis pelotudo, esa es la razón por la que vinimos a verte.



  • Va una señora al médico y le dice:
    - Doctor, tengo algo en el pecho que me sube y me baja, me sube, y me baja.
    El médico la revisa y después de un rato la señora pregunta:
    - ¿Y?... ¿es grave doctor?
    - No -dice el médico- es solo un pedo, como usted tiene cara de culo, no sabe por donde salir.



  • Un hombre va al dentista y le dice:
    - Doctor tengo los dientes muy amarillos, ¿que me recomienda?
    - Hmm... corbata marrón!



  • Por teléfono:
    - Doctor, doctor! Mi hijo se acaba de tragar un preservativo!
    - No se preocupe, voy en seguida -lo tranquiliza el médico.
    Mientras el médico preparaba su maletín, vuelve a sonar el teléfono:
    - Deje doctor, ya he encontrado otro!



  • Un tipo va al doctor y le dice:
    - Doctor me duele el huevo izquierdo.
    Despues de revisarlo, el doctor le dice:
    - Que dolor raro, mejor vaya a la facultad, tal vez algún estudioso sepa de estos casos.
    El tipo va y le dice a un doctor de la facultad:
    - Doctor, me duele el huevo izquierdo.
    - Pero señor, esta es la facultad de derecho.
    - Epa! no sabía que había una facultad para cada lado.



  • Un hombre va al médico y le dice:
    - Doctor, vengo a verlo porque tengo un problema de tos terrible.
    El medico busca un frasquito en un cajón y se lo entrega diciéndole:
    - Tómese tres dosis diarias de este laxante para caballos.
    El paciente asustado le dice:
    - Pero doctor, ¿usted cree que este laxante me vaya a curar la tos?
    Y el médico contesta:
    - Bueno, curársela no creo, pero le aseguro que no se va a atrever a toser.



  • Un hombre se hace practicar una vasectomía agobiado por la cantidad de hijos que tiene. Cuando se despierta de la anestesia, después de la operación, el médico le dice:
    - Tengo dos noticias que darle, una buena y una mala... ¿Cuál quiere primero?
    - Pues... la buena, Dr.
    - La buena es que ya no podrá tener más hijos.
    - Sí, claro... ¿y la mala?
    - La mala es que nos hemos confundido de paciente, y también le hemos practicado una operación de cambio de sexo...
    - Santo Cielo! ¿Eso significa que nunca más podré tener un pene erecto entre mis manos, Dr.?
    - Claro que podrá! si usted así lo desea... sólo que no será el suyo.



  • Una señora llega al hospital y le dice al doctor:
    - Yo soy la esposa del Sr. Martínez, que tuvo un accidente de tránsito y me dijeron que lo trajeron aquí. Yo quisiera saber como se encuentra.
    - De la cintura para abajo su esposo no tiene ni un rasguño -le contesta el doctor.
    - Oh! Que alegría -dice la señora- ¿y de la cintura para arriba, doctor?
    - No podemos decirle, señora, pues esa parte no la han traído.



  • Esto es una señora que va al ginecólogo para una revisión completa, y el doctor la tumba en la camilla abierta de patas en esto el doctor mete sus dedos índice y pulgar hasta el fondo de... (bueno ya sabes, ¿no?) y comienza a investigar diciendo:
    - Bueno está algo inflamado y...
    Pero suena el teléfono, y el doctor con los dedos aún dentro contesta:
    - Sí, hola, !ah!, que tal Pedro, ¿todavía no sabes llegar a la consulta? - mira sigues todo recto la calle Serranos y luego giras a la derecha y recorres toda la rotonda, sí la rotonda, y subiendo está la consulta, vale nos vemos.
    Entonces cuelga el ginecólogo el teléfono y dice:
    - Ay!!! estos teléfonos móviles, ¿por dónde iba?
    Y contesta la mujer desvaneciéndose de gusto:
    - Por la rotonda, ahhhh, por la rotonda, uhhh.



  • Una señora fue con sus dos niños a visitar una amiga al hospital. Mientras ella hablaba con su amiga, los niños salieron a caminar por los pasillos, cuando vieron una puerta que no estaba cerrada y ambos metieron sus cabezas para ver que había dentro. Era la sala de partos y en ese momento ocurría uno.
    Los niños vieron cuando el doctor sacaba al recién nacido y le daba una nalgada que lo hacía llorar.
    - ¿Viste como le dio ese doctor a ese niñito? -le dijo uno de los niños al otro.
    - Se merecía esa nalgada, tú viste donde estaba escondido.



  • Un hombre va a la consulta del medico y le dice:
    - Doctor, me he caído y me duelen mucho las piernas!
    El Doctor después de examinarlo le dice:
    - No se preocupe, no es nada. Dentro de unos días ya estará Ud. trabajando.
    - Caramba Doctor, qué maravilla, además de curarme ¿me dará trabajo?



  • Una paciente le dice a su médico:
    - Doctor, la pierna que me operó me quedó más corta!
    Y el médico le responde:
    - No se preocupe, le puedo hacer la misma operación en la otra pierna.



  • Un hombre va al médico con un hacha clavada en la cabeza:
    - Doctor, vengo para que me examine de los huevos.
    - Pero, ¿y el hacha?!
    - Si, verá, es que cada vez que estornudo me doy con el mango.



  • ¿Qué es un proctólogo?... un médico que mandaron a atender a la loma del culo.



  • Un día un tipo se despertó y notó que le había crecido un pene justo en el medio de la frente. Preocupado, va al médico. El médico lo revisa y le dice:
    - ¿Tiene una Biblia?
    - Sí -contesta el paciente.
    - Léala y vuelva la semana que viene.
    A la semana siguiente el hombre vuelve con el pene en la frente.
    - Me leí toda la Biblia doctor, ¿quiere preguntarme algo?
    - No, no, está bien. Buena ahora busque un libro de historia argentina, leálo y vuelva la semana que viene.
    A la semana siguiente el tipo vuelve.
    - Me leí toda la historia argentina doctor, ¿quiere preguntar algo?
    - No, no, está bien. Ahora, leáse un libro de la segunda guerra mundial.
    Y el paciente se hartó:
    - Doctor me tiene podrido. ¿Qué clase de terapia es esta? ¿Para qué carajo me hace leer tanto?
    - Y, porque cuando te crezcan los huevos no vas a poder leer más!



  • Se levanta un tipo después de la operación y dice:
    - Doctor, doctor, entiendo que se vista de blanco, pero ¿por que hay tanta luz?
    - No soy doctor hijo mio, soy San Pedro.



  • - Doctor ayúdeme!... yo me hago pis en la cama todas las mañanas, cuando me levanto hay un enano junto a mi cama que me ordena: 'mea... mea... mea...' y yo meo toda la casa.
    - Lo suyo tiene solución. Usted va y le dice al enano: 'no quiero mear... no quiero mear... no quiero mear' y santo remedio.
    A la semana vuelve el paciente:
    - Lo suyo no sirvió para nada doctor... me desperté y estaba el enano allí... lo encaré y le dije: 'no quiero mear... no quiero mear' y el enano me dijo: '¿quien habla de mear?... ahora vamos a cagar'.



  • El doctor llama por teléfono a su paciente:
    - Le tengo una noticia buena y otra mala.
    - Bueno... dígame primero la buena.
    - Los resultados del análisis indican que le quedan 24 horas de vida.
    - Pero bueno, ¿esa es la buena noticia? ¿entonces cuál es la mala?
    - Que estuve intentando localizarlo desde ayer.



  • - Doctor, doctor... cuando era soltera tuve que abortar seis veces, pero ahora que estoy casada no consigo quedarme embarazada.
    - Evidentemente, usted no se reproduce en cautiverio.



  • - Doctor, doctor... ¿la esterilidad es hereditaria?



  • Después de examinar a un paciente que es un alcohólico crónico, el médico le dice:
    - No encuentro la razón de sus dolores de estómago, pero francamente, creo que esto se debe a la bebida.
    - Bueno, entonces volveré cuando usted este sobrio.



  • Un viejo de 80 años va al médico a preguntarle si puede tener hijos con su esposa de 70, y el médico le da un tarrito y le dice que le traiga al día siguiente una muestra de semen. Cuando vuelve:
    - Doctor, no he podido traerle la muestra de semen.
    - Bueno era de esperar... ¿cómo lo intentó?
    - Primero con la mano derecha, después con la izquierda; luego lo intentó mi esposa, primero con las dos manos y luego con los dientes, pero no hubo forma, no hemos conseguido abrir el tarrito...



  • ¿En que se parecen un perro y un ginecólogo miope?... los dos tienen las narices húmedas.



  • - Doctor, doctor... Todo el mundo me ignora!
    - Que pase el siguiente...



  • - Doctor, doctor, mi esposa cree que es un refrigerador.
    - No se preocupe. Ya se le pasará.
    - Sí, pero mientras tanto yo no puedo pegar un ojo en toda la noche, porque ella duerme con la boca abierta y la luz me da en la cara.



  • Va una señora al ginecólogo y cuando él comienza a revisarla escucha que el doctor grita:
    - Pero que vagina tan grande tiene!...
    pero que vagina tan grande tiene!...
    pero que vagina tan grande tiene!...
    pero que vagina tan grande tiene!...
    Y la señora, al oir insistentemente al ginecólogo, le dice:
    - Bueno, doctor, ya se que la tengo enorme, no hace falta que lo repita tanto.
    - Pero si no soy yo, es el eco.



  • Un amigo se encuentra con otro y le pregunta:
    -¿Qué te diagnosticó el médico en tu revisión?
    -Un riñón no me funciona, tengo la columna desviada, el corazón padece arritmia, tengo úlcera de estómago y mis transaminasas son superaltísimas; pero eso sí, de la cintura para abajo estoy como un niño: me cago, me meo,.....



  • - Conocés el caso de esa enfermera que se trago una hojita de afeitar? Se hizo ella solita una traqueotomía, una apendicectomía, una histerectomía, y además circuncidó a todos los doctores del turno noche.



  • - Doctor, tengo un problema, soy eyaculador precoz y no disfruto nada cuando hago el amor con mi mujer, por supuesto, ella disfruta menos, claro...¿qué hago?
    - Bueno, yo tengo una terapia que es infalible. ¿Tiene ud. algún arma?
    - Si, tengo un revólver.
    - Bueno, agarre y empiece a hacer el amor con tu esposa, cuando sienta que esta por acabar, dispare dos veces al aire. Así se despejará la mente y seguirá haciendo el amor con su esposa, más tranquilo y durará más con ella.
    - Gracias, Doctor gracias.
    Al mes, el doctor se encuentra al eyaculador precoz en un centro comercial y le pregunta:
    - Epa, ¿cómo estás?, ¿cómo te va?, ¿te funcionó la terapia?
    - Dr., me fue terrible, fatal !!!
    - Pero... ¿cómo?
    - Bueno, doctor le voy a explicar que pasó: Esa misma noche llegué a casa y mi mujer estaba dispuesta. Empezamos haciendo el 69, cuando sentí que me estaba viniendo, eché los 2 tiros al aire. Mi mujer de la impresión me mordió un huevo, del susto me cagó la cara y para terminar salió un tipo del armario gritando: NO ME MATE, NO ME MATE!!!



  • - Doctor, doctor, veníamos porque mi mujer tiene tres pechos.
    - Ah! Y quiere que le extirpe uno de ellos, ¿verdad?
    - No, que me implante a mi otra mano.



  • Michael Jackson y su mujer se encuentran en la sala de recuperación con su nuevo bebé. Entra el doctor y Michael le pregunta:
    - Doctor, ¿cuánto tiempo nos recomienda que esperemos para tener sexo?
    - Y le recomiendo que espere hasta que cumpla 14, por lo menos.



  • Después de la operación, el médico va a ver al paciente:
    - Bueno, le tengo una mala noticia y una buena.
    - Bue... la mala primero.
    - Le amputamos la pierna equivocada.
    - ¿Qué?!... que barbaridad!... ¿y la buena noticia?...
    - Que la otra pierna está mejorando.



  • Un hombre sobrevive milagrosamente a un accidente de tránsito. Luego es trasladado de emergencia a un hospital donde le tuvieron que hacer una operación en la garganta y por esto no podía tragar. Al despertar el doctor le pregunta:
    - ¿Se siente bien?
    - Si, pero tengo sed, y me gustaría un vaso con agua.
    - Lamentablemente debido a su accidente, usted no puede tragar, pero hay un método similar al enema en el cual le introducen los líquidos por un embudo en el ano.
    - Bueno.
    - Disculpe, pero nada mas hay café.
    - No hay problema.
    Le introducen el café caliente por el embudo y en un momento determinado el tipo empieza a gritar inexplicablemente y el doctor se preocupa y pregunta:
    - ¿Qué pasa, está caliente?
    - No, le falta azúcar, bolú!!!.



  • Un homosexual va al médico y le dice que tiene un dolor pero que es muy tímido y que le da vergüenza decir dónde.
    - A ver, ¿te duele la cabeza?
    - No, más abajo.
    - ¿Te duele el pecho?
    - No, más abajo.
    - ¿Te duele el estómago?
    - No, más abajo.
    - Ejem... ¿te duele el pajarito?
    - No, mas bien la jaulita.



  • - Doctor, doctor, que tengo un problema, no se si soy homosexual, y quería saber si me puede hacer usted un test.
    - Bueno, vamos a ver...
    El médico le agarra un testículo y le dice:
    - Diga noventa y nueve.
    - Noventa y nueve.
    El médico le agarra el pene.
    - Diga noventa y nueve.
    - Noventa y nueve.
    El médico le mete el dedo en el culo.
    - Diga noventa y nueve.
    - Uno... dos... tres...



  • - Doctor, doctor, estoy teniendo problemas con mi transplante de pene... me rechaza la mano!



  • Un hombre nota que esta perdiendo la memoria y su mujer le dice:
    -No te preocupes, preguntale al vecino del primero. Le ocurría lo mismo, y fue a un médico muy bueno que le resolvió el problema.
    El hombre va a verlo y le pregunta; el vecino le contesta que es cierto. El desmemoriado dice:
    -¿Y Como se llama ese médico?
    -El médico... sí... lo tengo en la punta de la lengua... el médico... Eh... ¿Cómo se llama esa virgen que esta en Francia que hace milagros?
    -¿Lourdes?
    -¡Eso! -gritando:- ¡Lourdes! ¿Cariño, como se llama el médico ese de la memoria?



  • El doctor esta examinando a un paciente y le dice:
    -Usted debería haber venido a verme antes.
    -Si... bueno, en realidad fui a ver a un curandero.
    -Bue... ¿y que estupidez le dijo ese curandero?
    -Que viniese a verlo a usted.



  • Un señor con aspecto enfermizo va al médico y le pregunta:
    - ¿Cómo esta mi corazón?
    - Podría estar mejor, pero no es para desanimarse... durara tanto como usted.



  • - Doctor, últimamente he notado que estoy perdiendo la memoria.
    - ¿Y eso desde cuándo?
    - ¿Desde cuándo qué, Doctor?
  • Copyright © 1998-2012 - DS Tecnologia® manager@dstecnologia.com.ar - Politica de Privacidad