Inicio Home
Historia
Textos Graciosos

Links Recomendados

Historia del papel higiénico

(Por: Gustavo Romero)

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha buscado la forma de limpiarse el culo.
Numerosas evidencias arqueológicas nos indican que nuestros antepasados primates no se lo limpiaban nunca, lo que seguramente produjo el inconsciente colectivo de lo que hoy conocemos vulgarmente como "cascabeles".
Pero la verdadera historia del papel higiénico comienza con la historia de nuestro país.
Los abor√≠genes pobladores de las pampas cubr√≠an los pastizales con materia fecal, al no tener el preciado papel, lo que motiv√≥ m√°s tarde que Julio A. Roca en su campa√Īa civilizadora, se llenara sus botas de unas olorosas manchas oscuras. Montando en c√≥lera y en su c√≥rcel, orden√≥ inmediatamente a su tropa que acabara de una vez por todas con esa horda de b√°rbaros.
Los soldados arremetieron contra los araucanos, quienes en rápida acción los hicieron bosta, literalmente.
La dantesca escena de la tropa cubierta por toneladas de caca impresion√≥ vivamente a Don Roca. El nauseabundo olor produjo el desmayo del general que al despertar, se encontraba en un caser√≠o. Acudi√≥ a su encuentro el cacique Namuncur√°, que si bien no hablaba el castellano se hizo entender igual: "ba√Īar tropa huinca y rajar o dunga dunga", amenaz√≥ mientras se aflojaba el taparrabos. Derrotado y humillado, el general Roca se retir√≥ profiriendo gritos de horror, y cay√©ndose repetidamente de bruces sobre el campo amarro que fuera la desagradable sepultura de su tropa.

Una vez limpios y perfumados, los soldados de Roca regresaron empu√Īando desodorantes de ambiente y sahumerios de la lejana colonia inglesa de la india. Pero no pudieron con la salvaje flora intestinal de los araucanos, y regresaron vencidos y ba√Īados en materia fecal nuevamente.
Esto provocó la intervención del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, que prontamente hizo llegar unas pastillas blancas procedentes del Tucumán: el regulador intestinal Palito, de gran éxito popular, pero de escasa efectividad.
Fue una comitiva a dialogar con el cacique Namuncur√° para darles el remedio y de esa forma, acabar de una vez por todas con la molestia indiada. Pero regresaron sin √©xito, rengueando y hablando maravillas sobre la hermandad racial de los hombres con una voz repentina y extra√Īamente finita.

Finalmente se produjo la confrontación en las cercanías de la zanja de Alsina que había sido uno de los enviados a hablar con Namuncurá, lo que luego inspiró a los historiadores. Las fuerzas menguaban de una y otra parte, haciéndose necesario un acuerdo. Roca y Namuncurá no congeniaron y el cacique entonces tomó la banda que cruzaba sobre la pechera del general y, en forma despectiva, se la frotó por su parte trasera, la hizo un bollo y la tiró lejos. Este fue, entonces, el nacimiento del papel higiénico.
Luego vino la revolución productiva que abarató los costos de producción, y todo el mundo se limpiaba ya con un suave papel, enrollado en un cilindro de cartón y de fácil transporte. Un artículo moderno que nace gracias al azar, evitando las palomitas y acorde con la sana convivencia cívica. El papel higiénico, estoico símbolo de un pueblo que respeta y ama el cuidado personal, cumple su misión mansamente sin discriminar colas caídas o arrugadas.

Copyright ¬© 1998-2012 - DS Tecnologia¬ģ manager@dstecnologia.com.ar - Politica de Privacidad