Inicio Home

Contacto

EL CHILE (La verdura, que no el país)

Breve historia del chile en la historia

INTRODUCCION

La historia del chile est√° indisolublemente ligada a la historia de Am√©rica y comenz√≥ con una desesperanza: las enormes expectativas del¬† propio Col√≥n y de sus patrocinadores se vieron, en alguna medida, frustradas ya que el nuevo continente no result√≥ rico en especias; sino en vainilla y el chile, al que el propio Almirante, que iba en busca de la pimienta, bautiz√≥ con el nombre de pimiento. Las tierras que luego se llamar√≠an Am√©rica no produc√≠an aquellas sustancias que a los europeos se les hab√≠an vuelto indispensables. Con todo, el chile, a diferencia de otras plantas comestibles provenientes de Am√©rica, como el jitomate o la papa, por citar s√≥lo a dos de las m√°s populares, que tardaron d√©cadas en ser aceptadas por los europeos, conoci√≥ una r√°pida difusi√≥n mundial luego de su llegada a Espa√Īa. Las plantas de capsicum americanas se conocieron en la pen√≠nsula ib√©rica al retorno del primer viaje de Col√≥n, en 1493.
La nueva especia se aclimat√≥ con rapidez y pronto se difundi√≥ por toda Europa y el Oriente. A trav√©s de dos rutas principales de diseminaci√≥n, el chile lleg√≥ a los otros continentes. Una, por el Pac√≠fico, desde Acapulco, v√≠a la llamada Nao de China o Gale√≥n de Filipinas, hasta el sudeste asi√°tico y luego al interior de la inmensa China; y otra por el Atl√°ntico: de Am√©rica a Espa√Īa y de ah√≠ al resto de Europa. Pero fueron sobre todo los turcos quienes contribuyeron a la expansi√≥n de la planta del chile. Si hab√≠an cerrado los caminos hacia el oriente europeo, se abrieron en cambio las rutas orientales y occidentales de Europa y Asia al chile americano. Como en el caso del guajolote, o pavo, llamado en ingl√©s turkey, o del ma√≠z, al que durante mucho tiempo se conoci√≥ en Europa como "trigo de Turqu√≠a", el chile, llamado igualmente "pimienta turca", fue difundido en las vastos territorios del Viejo Mundo por estos aguerridos otomanos luego de un largo periplo.
Se sabe que a mediados del siglo XVI se cultivaban plantas de chile en Italia, Alemania e Inglaterra y que en Moravia había chilares (sembradíos de chile) a finales de esa centuria. La cuenca del Mediterráneo, en sus vertientes europea, africana y asiática, fue también tierra fértil para la irradiación del chile. Los marineros griegos que recorrían el Mare Nostrum pronto entraron en contacto con la nueva especia, a la que dieron el nombre de peper o pipeti, siempre relacionándola con la pimienta, y la esparcieron hacia todos los puntos que tocaban.
Durante los siguientes doscientos a√Īos el pimiento, pepper, pipeti, paprika, peperone o piment revolucionar√≠a profundamente la gastronom√≠a de los pueblos mediterr√°neos. Las cocinas del sur de Italia y Francia, Grecia, Yugoslavia, Marruecos, T√ļnez, Argelia y otras regiones han incorporado de manera definitiva a muchas de sus preparaciones culinarias el uso del chile, si bien, fundamentalmente, en su variante dulce o piment√≥n. Del mismo modo, el capsicum americano transform√≥ las cocinas de China, la India e Indonesia. Aunque no existen datos espec√≠ficos de la introducci√≥n del chile en China sino hasta el siglo pasado, cuando se incorpora definitivamente a las cocinas de Hun√°n y Szechu√°n, se cree que al igual que otros productos del Nuevo Mundo, como el ma√≠z, el camote y el cacahuate, el chile lleg√≥ a esas regiones siguiendo la ruta de las Filipinas. Es probable, por otro lado, que los marinos y comerciantes al servicio de la corona de Portugal, introdujeran el chile en la India durante su primer viaje, en 1498. En lo que se refiere al periplo¬† africano del chile, los mismos portugueses, que hab√≠an descubierto el Cabo de Buena Esperanza en 1486, lo llevaron a Mozambique y Angola, puertos importantes en la ruta del comercio de las especias, desde donde se extendi√≥, por intermediaci√≥n principalmente de algunos mercaderes de esclavos √°rabes, a grandes comarcas del continente negro.
El chile se dio tan bien en estas nuevas tierras y el gusto de su fruto se aclimató tan bien a los paladares autóctonos, que pronto se olvidó el origen americano de la planta. A tal grado, que en muchos sitios de Africa y de la India se creía que el chile era originario de esas regiones.
El chile regres√≥ al continente americano, del que nunca se hab√≠a alejado, en el siglo XVII, cuando los primeros colonizadores ingleses arribaron a las costas de la Nueva Inglaterra con grandes ba√ļles conteniendo plantas y frutos, entre los que ven√≠an algunos chiles. Con el tiempo la especia viajera, dulcificada, se adapt√≥ tambi√©n a las tierras americanas del Norte, y ha llegado a formar parte de la cultura culinaria de algunas regiones estadounidenses, donde se llama chili a una preparaci√≥n generalmente poco picante, como el "chili con carne" o el "Cincinatti chili", inventado, como nos recuerda Fernando del Paso, por un refugiado b√ļlgaro nativo de Macedonia.Sin embargo el uso de chiles picantes perdura en los platillos de la cocina criolla cajun, implantada por los inmigrantes franceses en Louisiana, en los siglos XVII y XVlll y que contin√ļa siendo muy popular, o en algunas especialidades culinarias de Texas, California y Nuevo M√©xico, sitios donde, adem√°s, la cocina de origen mexicano, devota del chile, conoce una r√°pida expansi√≥n.
Es cierto que las cocinas europeas, sobre todo las del Norte, no han terminado de aceptar la presencia del capsicum entre los ingredientes de su preferencia y contin√ļan consider√°ndolo con recelo. Pero fuera de ellas, el chile enriquece las cocinas de una parte muy considerable del mundo. En ambas Am√©ricas, del Norte y del Sur, en el Caribe, en Asia, en Africa, los distintos pueblos y culturas consumen diferentes especies de chiles con una asiduidad y un gusto que nada tienen que envidiarle a los mexicanos. No es privilegio pues ni prerrogativa ni monopolio de M√©xico (contra lo que muchos pudieran creer) la afici√≥n del chile, aunque s√≠ es la ¬† m√°s antigua.

Recogido de una pagina mejicana,


Volver a p√°gina inicial

Mapa del Sitio

Copyright ¬© 1998-2012 - DS Tecnologia¬ģ manager@dstecnologia.com.ar - Politica de Privacidad